Odio, obsesión y amor: Yunes reta a Obrador

Yunes Linares, obsesionado con AMLO

“Enfermedad mental, perturbación producida por una idea fija, preocupación que termina por dominar todos los pensamientos de la mente”. En síntesis, así define la psicología el padecimiento de la obsesión. Pero la personalidad de Yunes Linares, también ilustra otro padecimiento negativo:

En psicología se llama proyección

El individuo coloca en el otro lo que en realidad le es propio: defectos, miedos, debilidades, fobias. La proyección es un mecanismo de defensa que la persona utiliza para evitar hacerse cargo de características propias, que no se quieren reconocer por ser consideradas inaceptables, y porque de reconocerlas como propias, lesionarían la imagen auto-construida que mantiene la persona sobre sí misma.

Es decir: “loco”, “desequilibrado mental”, “vividor”, “corrupto” son cualidades que Yunes Linares está colocando en Obrador como un mecanismo de defensa y que no quiere reconocer en su propia persona. Con todo este montaje mediático del debate, Yunes Linares evade temas centrales como la inseguridad y el desempleo y coloca en el centro de atención otro tema que en todo caso le correspondería a la PGR o FEPADE investigar, respecto al supuesto de que Obrador recibió dinero de Duarte.

La enfermedad de poder de Yunes: el síndrome de Hubris

También conocida como la enfermedad de los líderes, el síndrome de Hubris es el transtorno de personalidad en el que se observan conductas incongruentes en personas en el ejercicio de poder: autoritarismo, despotismo, bravuconería, intolerancia, egolatría, ambición, narcisismo, pretensión, alarde, ostentación, pavoneo. Los videos de Facebook a los que es adicto el gobernador Yunes, reflejan más de una de estas cualidades negativas.

Obrador deberá debatir con Meade y con Ricardo Anaya, no con un gobernador

A Obrador no le corresponde debatir con un gobernador. En todo caso, a Yunes le correspondería debatir con el Congreso del Estado, y aclarar por qué la inseguridad está aún peor que cuando gobernaba Javier Duarte. También a Yunes le correspondería debatir con otros gobernadores, o presidentes municipales, de manera diplomática, e incluso con el propio presidente de la República en materia de políticas económicas.

¿Porqué Yunes Linares no reta a debate a Meade? 

¿Tendría Obrador que aceptar debates de cada gobernador en su recorridos de campaña en el país? ¿Porqué debería aceptar debatir con el gobernador de Veracruz?

¿Si Obrador recibió dinero de Duarte, por qué la PGR no ha iniciado una carpeta de investigación al respecto? ¿O no hay tales pruebas?

A Yunes Linares le corresponde dirigir las denuncias y pruebas de ilícitos correspondientes ante la PGR o FEPADE ¿Por qué no lo hace? En cambio, con un lenguaje soez, reta a un virtual candidato presidencial en en su recorrido de precampaña.

De todos es sabido que es el propio gobernador el que ha orquestado una estructura de poder para beneficiar a su hijo, utilizando la SEDESOL al servicio de la campaña de Yunes Márquez: despensas y programas sociales para condicionar el voto como en tiempos de Fidel Herrera y Javier Duarte.

Yunes Linares: vocabulario soez y mitotero

¿Es aceptable el lenguaje soez y mitotero cuando viene de un mandatario estatal?

¿Es este el nivel de debate al que se quiere llegar?

¿Si el señor Obrador está loco, como apunta Yunes, para qué debatir con él? ¿Usted debatiría con alguien a quien considera loco?

¿Si hay tantas pruebas contundentes de transferencias de dinero de Duarte hacia Obrador, por qué no denunciarlo ante la FEPADE o PGR? Si hubiera pruebas, López Obrador ya estaría en la cárcel y muchos estarían felices y celebrando el triunfo en las próximas elecciones.

Si Obrador estuviera loco y estuviera muy por debajo en las preferencias electorales ¿para qué tomarse la molestia en atacarlo y descalificarlo?

Por segunda vez Yunes Linares tiende una treta a Obrador, una amenaza, un reto a debatir y mostrar pruebas de ilícitos. Y por segunda vez, las redes sociales apalean a Yunes Linares y le dicen, en síntesis, que se ponga a trabajar y que muestre más nivel como gobernador.

No se hace política en videos retadores de Facebook.

Miguel Ángel Yunes Linares, del odio al amor solo hay un pasito.

garcia.tonatiuh@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *