La delincuencia se pasea por la Universidad Veracruzana

La Columna
Por Fanny Yépez
3 de octubre de 2017

-Mucho ruido y pocas nueces en el gobierno estatal
-La delincuencia se pasea por la Universidad Veracruzana
-La Canaco reclama que no la tomaron en cuenta
-La policía dispersó a los manifestantes en Zongolica

Mucho ruido y pocas nueces en el gobierno estatal
Los veracruzanos queremos vivir tranquilos, caminar sin preocupación por las calles o abrir un nuevo negocio para hacer dinero, pero lamentablemente no es así, seguimos en medio de una atmósfera de terror que no sabemos hasta cuándo se va a terminar.
La delincuencia se hizo presente desde hace más de 10 años y nos mortifica, saber a través de los medios de comunicación, de una persona muerta en el norte, de otras en el sur y otras más en la zona centro y Xalapa.
Hoy por hoy la delincuencia es el eje principal del comportamiento social.
Ese cáncer ha ahuyentado las inversiones, mantiene en el espanto a todos los veracruzanos, no sabemos nunca quien está junto a nosotros y los asaltos bancarios se han incrementado a plena luz del día sin ningún recato.
Para el gobierno del estado hay mucho que hacer en muchos renglones, pero parece que al principal flagelo lo minimiza, se entretiene con otras actividades irrelevantes y “filtran” noticias con tintes revanchistas, en vez de ponerse a trabajar de manera ordenada.
No meto las manos al fuego por nadie, pero la versión que corrió ayer acerca de la camioneta que fue detenida por la Fiscalía Regional, junto con las 700 despensas que no han devuelto, me pareció muy burda.
“Acusaron” que esa camioneta era propiedad del empresario Anselmo Estandía Colon y como reguero de pólvora se extendió esa distorsionada información, hasta que el presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas, Juan Antonio Pinilla Rodríguez, aclaró que ese vehículo lo compró en la agencia GMC de la avenida Ejercito Mexicano del municipio de Boca del Río, como una unidad de uso.
Un oficioso se atrevió a escribir, como si le hubieran dictado la frase “ladrón de elecciones”.
La guerra sucia podría ser considerada como un “arte”, por lo que hay que saber hacerla y no exhibirse, como se evidencio este martes que todo fue un “borrego”, para continuar con ese revanchismo enfermizo, que también tiene cansado al pueblo veracruzano.
Después, este mismo martes, pude leer un comentario que titularon “Yunes Linares va por Héctor y Cuitláhuac”, donde se hace un análisis de la amenaza que lanzó el mandatario estatal, Miguel Ángel Yunes Linares, cuando dijo que solicitará formalmente que las Fiscalías para Delitos Electorales Federal y Local, investiguen la desviación de recursos públicos para financiar campañas políticas en el año 2016.
Mientras todo eso se especula, las bandas de delincuentes, narcotraficantes, secuestradores y otros más continúan haciendo de las suyas en todo el estado. Claro que hace falta la ayuda federal, para que alguien venga y ponga en orden todo ese tema que nos ofende y mata por tanto descuido de las autoridades que están más preocupadas por las cortinas de humo que por hacer bien las cosas.

La delincuencia se pasea por la Universidad Veracruzana
Me llega un correo de maestros y estudiantes de la Universidad Veracruzana, que se quejan de tanta inseguridad que viven entre las 7 y las 9 de la noche, todos los días, en el campus Xalapa, cerca de la Rectoría, donde no hay vigilancia, ni cámaras ni alumbrado.
Prácticamente los delincuentes tomaron esa “plaza” como suya, porque nadie los denuncia, nadie los enfrenta y armados llegan todos los días, con un completo descaro para robarse las llantas de los automóviles, los mismos automóviles, les quitan los celulares y las carteras a los estudiantes, a los maestros y maestras.
Esos delincuentes viven confiados porque no existe un cerco de seguridad, nadie les pide identificación y no hay seguridad privada. No hay nada que garantice la seguridad de los maestros que ya no saben qué hacer.
Hace algunos años un comentario en una Columna ponía en alerta a los comandantes de la policía municipal, de inmediato se hacían rondines por donde se anunciaba ese tipo de atracos y generalmente detenían a los malandros, pero parece que las cosas cambiaron, sin embargo ponemos al tanto a las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública para que intervengan y den a conocer lo que logren para dar tranquilidad a este importante sector que también es víctima de estos delitos.

La Canaco reclama que no la tomaron en cuenta
Me queda claro que el voto no es corporativo, sin embargo, las tendencias y las simpatías de los grupos organizados en la campaña política del año pasado, fue muy clara. La Coparmex apoyó a través de su dirigente, Jorge Coffau Kayser, al candidato del PRI, Héctor Yunes Landa; mientras que la Canaco apoyó a Miguel Ángel Yunes Linares y vimos la forma como trabajo Belgio Amaya, quien había sido presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos, trabajó pensando que podría llegar a ser el Secretario de Desarrollo Económico y Portuario pero finalmente no llegó; y cuentan los que saben, que desde el principio eso lo molestó mucho, al grado que ahora despacha en Boca del Río.
Bueno, pues los canacos se confiaron sabedores del apoyo que ofrecieron al mandatario en campaña y aguantaron condiciones difíciles por la inseguridad y por la falta de apoyos al sector turístico, además de no tener estructura en las vías de comunicación y otros temas que les perjudican, así se aguantaron a que les llegara una oportunidad.
Pensaron que podrían participar en el Fideicomiso del 2 por ciento del impuesto al hospedaje y resulta que no. Olímpicamente los ignoraron.
Eso provocó que el presidente de la Canaco en Veracruz, Jesús Muñoz de Cote Sampiery, convocara a una conferencia de prensa y reclamara el comportamiento del secretario de Turismo, Leopoldo Domínguez Armengual, de quien dijo los engañó.
Con mucha molestia dijo “Lamentamos que este fideicomiso esté comenzando con mentiras, con engaños, producto de que quien está al frente sea una persona sin perfil turístico y sin conocimiento de actores en la materia”.
Seguramente esta historia no termina ahí, vendrán otros episodios y tal vez lo quieran convencer o de plano aplicar el garrote por pasarse de reclamos los empresarios de la Canaco.

La policía dispersó a los manifestantes en Zongolica
Eso del garrote no es una exageración, lo hemos visto con otros que reclaman sus derechos y para no ir muy lejos, este martes se presentó un convoy de patrullas en el centro del municipio de Zongolica, para “atender” a unos manifestantes (padres de familia) que reclamaban que en muchas escuelas sus hijos no tienen maestros.
En su desesperación los padres de familia de la secundaria técnica de Zongolica decidieron el lunes bloquear la carretera que lleva a ese municipio, y se le unieron los padres de familia del municipio de Mixtla de Altamirano, que viven el mismo problema.
La mañana del martes se presentaron al menos 15 patrullas con policías armados para “resolver” ese problema.
No hubo golpeados porque se dispersó la concentración de manifestantes, se replegaron en las banquetas de las principales calles, desde donde vieron el desfile de patrullas y así todo acabó.
En el anonimato se escuchaban las voces y los gritos “represor”, “facista” y otras lindezas que lanzaban los ofendidos, que un día votaron por Miguel Ángel Yunes Linares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *